martes, 21 de julio de 2015

Diario de excavaciones. Bïlbilis, día 9

El peor día, desde el punto de vista meteorológico. Un sol plomizo, pero esta tarde un amago de tormenta… ya veremos en qué termina.
El trabajo continua a buen ritmo. En el espacio H.42 continuamos bajando, como se aprecia en la fotografía, observándose perfectamente como la mayor par de la habitación estaba tallada en la roca natural, a última hora se han localizado varios ortostatos de gran tamaño que ya veremos cómo los eliminamos. En el espacio H.8 la aparición de varios fragmentos de pinturas decoradas nos ha obligado paralizar el trabajo la mayor parte del día al tener que engasarlas para protegerlas durante su extracción, como ya sabréis si habéis leído el primer post de hoy., el resto del trabajo en este espacio ha sido duro, pero ya se nota la expectativa por alcanzar, el suelo, queda como 1 metro, y la esperanza de que en la esquina del almacén o torculario en el que estamos se encuentre el depósito y podamos recuperar su contenido para su posterior análisis. Veremos… Finalmente en los espacios 3 y 7 de la Domus 2 los muros de adobe y caídas de sus alzados empiezan a estar claros, incluso hoy se ha identificado lo que parece un basurero circular colmatado de piedra que comenzaremos mañana a vaciar. 
Por la tarde el trabajo se ha dividido en dos grupos: uno ha continuado limpiando el material recuperado en el transcurso de la excavación y el segundo ha organizado el almacén que lo teníamos un poco… pues eso. A la hora de comer ha llegado el prof. Manuel Martín-Bueno y ha puesto un poco de orden ya que nos estábamos dejando llevar… (CSP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada