martes, 28 de julio de 2015

Diario de excavaciones. Bílbilis, día 16


Con una temperatura agradable, que apenas alcanzaba los 29º, la jornada ha sido bastante satisfactoria. Ha finalizado la excavación del almacén-sótano en lo que concierne a la zona abierta. Se trata de un espacio de 510 cm de anchura y 180 cm de altura conservada, cuya longitud no ha sido determinada por las limitaciones de la zona excavada. De todos modos se ha iniciado un sondeo para poder establecer su longitud, si bien pensamos que se ha perdido parte del espacio según indica la pendiente del terreno muy erosionado. Han aparecido directamente sobre el pavimento unos posibles lingotes de hierro, dos circulares y uno longitudinal que están siendo estudiados para su posible confirmación. Hemos efectuado las primeras fotografías generales y también terminado de consolidar los revestimientos. Se ha iniciado el trabajo en la caja de escalera cuyo acceso se encuentra en el muro norte de este almacén, esperemos determinar mañana si se trata de una escalera de madera o de fábrica.
En el basurero continúa apareciendo material muy variado, desde restos de fauna hasta pequeños objetos de bronce (remaches, tachuelas que parecen haber decorado un cinturón u otros elementos de cuero (cerámica, varias agujas de hueso de pelo, etc.) en un contexto similar al de días pasados.
En cuanto al resto de estancias cada vez queda más clara su estructuración, parece que existe una nueva escalera por la que acceder a los espacios superiores excavados en años pasados, con un descansillo por los que se accede a dos habitaciones. Mañana tendremos la respuesta, pero el espacio que queda permite una pequeña escalera de cinco escalones. El suelo, retallado en la roca natural, que no madre, presenta una superposición de varios pavimentos de tierra batida que están siendo excavados con meticulosidad para poder determinar contextos que pudiesen datarlos.
Por la tarde se ha continuado trabajando en la limpieza del material recuperado estos, días, Miri desengasando pintura, y a la vez hemos estado inventariando y registrando la colección del CEB para su depósito en el Museo de Calatayud. (CSP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada